Menu Content/Inhalt
Libertad, Igualdad, Fraternidad
libertad_igualdad_fraternidad.jpgLibertad, Igualdad y Fraternidad son palabras famosas en todo el mundo. Pero de donde vienen? La primera vez que aparecieron esas tres palabras fue durante el siglo XVIII, que la fuerza de las ideas filosóficas nos incita a llamarlo el siglo de las luces las cuales iluminan el pensamiento del régimen político y socialista obscurantista que fue la monarquía absoluta. Entonces a la luz de los descubrimientos científicos y en vista de las condiciones de vida y de la injusticia hacia el pueblo, la voz de la revolución proclamó la “Libertad, Igualdad y Fraternidad” para todos. Así fue el fin de la época del poder hereditario de los reyes en Francia. Pocos años después, México  conoció un desarrollo de ideas similares a favor de Miguel Hidalgo y Benito Juárez. La historia considera el primero como el padre de la independencia y el segundo como el padre de la republica moderna mexicana.
Con este preámbulo, podemos decir que esas palabras son muy importantes y han tenido mucha influencia en la historia. Pero significa que son del pasado? O se podría decir que desde este tiempo, hemos alcanzado esos objetivos? Debemos pasar a otros temas de más actualidad?
Sin embargo, todos queremos la libertad y con suerte, vivimos en países democráticos. Pero de cual libertad hablamos?
La libertad es el poder de hacer cada quien  su propia voluntad, sin que otros nos la prohíban. Es poder vivir sin sumisión, esclavitud a alguien o algo, entonces, ser independiente. Pero la libertad es también tener autonomía y espontaneidad de comportamiento y pensamiento.  En la práctica, eso significa que puedo utilizar mis facultades como quiero, viajar sin que los aduaneros me digan que no tengo el permiso de pasar la frontera, ser libre de mis actos, creer en Dios, en Hala, en las almas de los ancestros o no creer en nada y ser ateo. Que bella es la libertad piensa el director de la nueva empresa que destruyó los esfuerzos de toda una vida del dueño de la pequeña empresa. Que tal de la libertad si el ingeniero no puede tener trabajo porque es musulmán o indio? Y como ver la libertad si nos damos el como pensar sin dar los datos que nos permiten analizar para tener su propia idea. Para muchos, la libertad es bella, si todos piensan como yo y si los otros limitan sus libertades para que todas las libertades sean mías… Que bella es la libertad pero sin límites, es un mundo en donde el más fuerte o el más rico gana siempre. Entonces, la libertad si… pero con condiciones, es por eso que hay leyes, para dar la garantía de Igualdad.
 
“La Igualdad consiste en que la ley es la misma para todos, para proteger y para castigar. La Igualdad no permite distinciones de nacimiento y ningún poder hereditario.” Así dice la declaración de los derechos del humano de 1795. Otra vez quiero agregar que es bueno vivir en países de democracia, donde no hay familias de reyes que tienen este poder solamente porque al príncipe le toco la suerte de nacer en la buena familia, con poder y dinero, y con el camino al trono trazado sin esfuerzos. Donde seria una desgracia para el pueblo tener un rey tonto o déspota, sin poder elegirlo. Gracias a la democracia, puede ser presidente cualquier persona… teóricamente, pero de verdad? La igualdad es  tener las mismas posibilidades para desarrollarse y para vivir, tener acceso a la misma educación, salud,  trato a cerca de la ley. “Todos los Hombres son iguales por naturaleza”.
 
Podemos considerar que la libertad y la igualdad son derechos naturales y justos. Hemos visto que para vivir juntos en paz debemos poner límites. Pero límites que alguien impone es falta de libertad? Es por eso que se agrega la tercera palabra, Fraternidad. Es una línea moral a seguir para poner límites a nuestra libertad. “No hagan a otros lo que no querrían que los otros les hicieran a ustedes”. Como dentro una familia, no vamos a molestar a un hermano para alcanzar nuestra propia libertad pero si ayudarlo. Así mismo, el egoísta dice “Cada uno para sí” y la Fraternidad dice “Uno para todos y todos para uno”.
 
Libertad, Igualdad, Fraternidad son principios intemporales. En una sociedad justa, no podemos querer una sin querer las otras. Pero antes de esperar leyes que den una definición y límites para alcanzar los frutos de estas cualidades, es un deber para nosotros demostrar cada día que todavía son palabras de la actualidad, ser mejores ciudadanos, mejores Hombres y mejores padres para que nuestros Hermanos y nos hijos vivan en un mundo respetuoso de la dignidad humana.
Viva la Libertad, viva la Igualdad, viva la Fraternidad!
 
< Anterior